Sello El Buen Pastor

"Yo soy el buen pastor. Así como mi Padre me conoce a mí y yo conozco a mi Padre, así también yo conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí.

San Juan 10:15

Bienvenidos a la Página de
El Buen Pastor

Cumpliendo con nuestra Gran Comisión, desde 1911 esta feligresía ha estado trabajando para la Gloria y Honra de nuestro Dios en la bella Ciudad de Fajardo. Para más detalles ve nuestra historia.

La Iglesia Episcopal Puertorriqueña

Para conocer nuestra historia en Puerto Rico y el Mundo visita nuestra página:

www.episcopalpr.org

Para DONATIVOS O PAGO DE PROMESA via PayPal usa este boton.

Ven y Visitanos. Toda persona estan invitados a ser parte de nuestra familia Episcopal.

Próximas celebraciones Eucarísticas

Te esperamos para que celebres con nosotros el período litúrgico de Pentecostés

  • 7mo Domingo de Pentecostés, 27 de julio 10:00 AM
  • 8vo Domingo de Pentecostés, 3 de agosto 10:00 AM
  • 9no Domingo de Pentecostés , 10 de agosto 10:00 AM
  • 10mo Domingo de Pentecostés, 17 de agosto 10:00 AM
  • 11er Domingo de Pentecostés, 24 de agosto 10:00 AM
  • 12do Domingo de Pentecostés, 31 de agosto 10:00 AM
  • 13er Domingo de Pentecostés, 7 de septiembre 10:00 AM
  • 14to Domingo de Pentecostés, 14 de septiembre 10:00 AM
  • 15to Domingo de Pentecostés, 21 de septiembre 10:00 AM

Invita a tu familia.

  • Una familia con valores cristianos tiene mayor posibilidad de recuperarse de sus tropiezos que una familia con un espíritu vacío. El Hogar Cristiano, "es el precioso hogar de generosos afectos donde el corazón es adiestrado en los vínculos que Dios mismo ha formado, y el cual, por acariciar los afectos, preserva de las pasiones y auto-voluntad. Y esto, donde su fortaleza es justamente desarrollada, tiene un poder que a pesar del pecado y del desorden, despierta la conciencia y activa el corazón, guardándolo de mal, y el poder directo de la tentación maligna."

El Obispo Provisional de la Diocesis de Puerto Rico ofrece un mensaje de Pentecostés
“Y de la misma manera todos nosotros, judíos o no judíos, esclavos o libres, fuimos bautizados para formar un solo cuerpo por medio de un solo Espíritu; y a todos se nos dio de beber del mismo Espíritu.” I Corintios 12:13
A todo mi amado pueblo Episcopal puertorriqueño, ¡Feliz Fiesta de Pentecostés! Es una ocasión sumamente especial pues en nuestra jornada de fe una vez más estamos celebrando el aniversario de la fundación de la Iglesia Cristiana. Por lo tanto debemos regocijarnos y felicitarnos unos a los otros deseándonos lo mejor según nos esforzamos por diligentemente realizar la misión de Dios.
A mi humilde entender, Pentecostés es sinónimo o equivalente al cumplimiento de una promesa. Recordemos las palabras de Jesús a sus discípulos en el momento de su Ascensión según transmitidas por el Evangelista San Juan: “Y yo enviare sobre ustedes lo que mi Padre prometió…” Las mismas son confirmadas en el Libro de los Hechos de los Apóstoles: “Pero cuando el Espíritu venga sobre ustedes, recibirán poder y saldrán a dar testimonio de mí en Jerusalén, en toda la región de Judea y Samaria, y hasta en las partes más lejanas de la tierra…”.
Pentecostés es el cumplimiento de una promesa que a la misma vez define e identifica la esencia de la Iglesia de Cristo en base a: su catolicidad (universalidad), diversidad e inclusividad. Para nosotros de tradición Episcopal / Anglicana estas son las marcas que siempre han de distinguir y caracterizar a nuestra Iglesia donde quiera que estemos o nos encontremos. Somos parte integral de la Iglesia de Cristo que es, Una, Santa, Católica y Apostólica, y que acoge en su seno a todos los hijos e hijas de Dios irrespectivo de su raza, color, lengua, género, orientación sexual o condición económica o social. Somos una Iglesia diversa e inclusiva que honra y afirma la dignidad de todo ser humano.
Somos un pueblo de fe y esperanza llamado a ser una comunidad misionera que da testimonio del poder del Espíritu a través de obras de amor, reconciliación, justicia y paz.
Que Dios nos bendiga y nos llene de su gracia en ese empeño. Reciban todos mis bendiciones.
Su fiel servidor en Cristo,
Buen Pastor Bronce
Yo mismo seré el pastor de mis ovejas, yo mismo las llevaré a descansar. Yo, el Señor, lo afirmo. Buscaré a las ovejas perdidas, traeré a las extraviadas, vendaré a las que tengan alguna pata partida, ayudaré a las débiles.
Ezequiel 34:15-16